MEJILLÓN MEDITERRANEO

Mytilus galloprovincialis

Catalán: Musclo; Gallego: Mexillón

Molusco bivalvo de hasta 15 cm de longitud, aunque lo común son entre 5 y 8 cm.

 

Se diferencia del Mejillón atlántico (Mytilus edulis) por los siguientes caracteres: a) los umbones dando vuelta hacia abajo tienden a hacer cóncava la línea basal de la concha; b) las valvas más altas y menos angulares en el margen superior y tiende a crecer más grande; c) el borde del manto más oscuro, haciéndose azul o púrpura.

Lo podemos encontrar principalmente en el Mediterráneo, si bien se trata de una especie invasora y ha colonizado áreas en las que anteriormente no estaba presente. Así, en el Cantábrico en algunas zonas ha desplazado por completo al Mytilus edulis.

El rango exacto de M. galloprovincialis no se conoce debido a la confusión con otros Mytilus, muy similares.

 

En Europa vive en todas las costas que tienen sustratos duros. Se suelen encontrar en la zona intermareal a 40 m de profundidad sujetos por el biso a las rocas y los muelles, dentro de puertos protegidos y estuarios y en las costas rocosas de la costa abierta, a veces viven en masas densas donde hay superficies adecuadas para la unión.

 

La dieta de los mejillones se compone de fitoplancton y detritus filtrada del agua circundante.

El mejillón se comercializa de muy diversas formas, principalmente, en vivo con concha, pasteurizado y congelado con o sin concha, y en conserva.

Esta especie es capturada directamente de las rocas aunque también se cultiva, principalmente en las aguas costeras desde Galicia (noroeste de España) hasta las orillas norte del Mar Mediterráneo.

 

El sistema de cultivo tradicional en Galicia es la batea, que ha logrado convertir a España en líder europeo de producción.

 

La producción de mejillón proviene en su totalidad del cultivo en explotaciones flotantes, llamadas bateas, en las rías gallegas y en menor medida en algunas zonas del Mediterráneo, como en las mejilloneras del Delta del Ebro.

 

El procedimiento de cultivo se inicia con la recogida de la semilla de las cuerdas colectoras o en bancos naturales (rocas batidas por el mar en la costa), y se encuerda con una malla de nylon de forma que no se desprenda. Al cabo de un año se cosecha utilizando embarcaciones especializadas.

 

El único problema posible podría ser la reducción local de algas debido gran capacidad de filtración que supone una alta densidad de estos bivalvos, el aprovisionamiento de pequeño marisco en hábitats naturales y la destrucción de comunidades naturales por la cosecha de semilla.

 

La presencia de las bateas no parece tener ningún efecto sobre los fondos marinos.

 

Formas de producción:

Bateas/cultivo en supensión.

Lista Roja IUCN: No evaluada.

FORMAS DE PRODUCCIÓN

todos los mapas
recomendado
  • Bateas/Cultivo en Suspensión

CONSULTA EL ESTADO DE CADA ESPECIE
Y SUS OPCIONES DE CONSUMO SEGÚN
SU FORMA DE PRODUCCIÓN:

Recomendado

Con moderación

No recomendado

CONSULTA LAS OPCIONES DE CONSUMO SEGÚN LA FORMA DE PRODUCCIÓN:

Bateas/cutivo en suspensión

FORMAS DE PRODUCCIÓN SEGÚN ZONA FAO

Bateas/Cultivo en suspensión

España, Francia, Italia, Croacia y Grecia.