ARTES DE PESCA

Se entiende por arte de pesca el conjunto de técnicas y métodos que los seres humanos utilizan para capturar las especies pesqueras.

Los artes frecuentemente utilizados en zonas litorales no muy alejadas de la costa, en pesquerías de bajura y de aguas interiores, se conocen como artes artesanales o artes menores. Los artes utilizados en las pesquerías realizadas en aguas exteriores, y muy especialmente en pesquerías de altura, se identifican como artes industriales.

Arrastre

Son redes que comprenden un cuerpo en forma de cono, cerrado por un copo o saco que se ensancha en la boca mediante alas. Pueden ser remolcadas por una o dos embarcaciones y, según el tipo, se utilizan en el fondo o a una profundidad media (pelágica).

Arrastre de fondo

 

Sistema de pesca industrial consistente en arrastrar una red con forma de saco por el fondo marino. A través de unos dispositivos denominados puertas y un sistema de flotadores y pesos se consigue que la boca de la red se abra permitiendo la entrada de las capturas en el interior de la misma. Al no tener posibilidad de escape, las capturas quedan retenidas en el fondo de la red. Al finalizar el periodo de arrastre la red es izada al buque y se realiza la selección de especies. Este tipo de arte se ha diseñado y equipado para la captura de especies que viven en o cerca del fondo.

 

Pese a que está muy reglamentada, especialmente en Europa, la pesca de arrastre de fondo es considerada como la más destructiva de todas debido a que, por una parte, el fondo de la red y las puertas tocan el fondo y rompen cualquier estructura orgánica que exista (Corales p.e.). Por otra parte, en general, muchas especies no deseadas o juveniles son retenidas en la red.

Arrastre Pelágico

 

Una red de arrastre pelágica se compone de un cuerpo en forma de cono, que termina en un copo con las alas laterales que se extienden hacia delante desde la abertura. Normalmente es mucho más grande que un arrastre de fondo y diseñada para pescar en aguas intermedias, incluso en el agua de la superficie. La abertura horizontal se mantiene abierta a través de puertas o arrastrando la red por dos barcos (arrastre en pareja).

Arrastre de Varas

 

En estas redes de arrastre, la abertura horizontal de la red se mantiene con una vara, de madera o metal, que puede tener una longitud de 10m o más.

Cerco

Sistema de pesca en la que una embarcación rodea a un banco de peces con una gran red, que después cierra por debajo, cercando y atrapando a los peces en su interior. Es un arte utilizada para pescar especies pelágicas formando densos bancos, como la sardina, la anchoa o boquerón, la caballa o el atún. Existen dos grupos diferenciados de artes de cerco, según tengan, o no, un sistema de cierre en su parte inferior llamado jareta.

 

Redes de cerco con jareta, las redes de esta categoría se caracterizan por el empleo de una jareta en la parte inferior de la red, que permite cerrarla como una bolsa y retener así todos los peces capturados. Las redes de cerco con jareta que pueden ser de gran tamaño, se maniobran desde uno o dos barcos.

 

Redes de cerco sin jareta (lámparas, ring nets). Lámparas es el tipo más representativo de esta categoría. Su diseño con el copo central en forma de cuchara y dos alas laterales, permite retener los cardúmenes de peces cuando se halan las dos alas al mismo tiempo.

 

Los pequeños pelágicos son capturados generalmente de noche atraídos por la luz de focos que encienden en los barcos. Es muy característico del Mediterráneo. También los grandes buques industriales congeladores de atún, que pescan en océanos tropicales usan este arte. Pero los cercos alcanzan longitudes de más de un kilómetro de longitud. Este arte también es usado para la captura de atún rojo del Mediterráneo.

 

En algunas pesquerías de atunes se utilizan FADs, que es el acrónimo de Fish Aggregating Device (Dispositivos de agregación de peces). Se trata de sistemas flotantes construidos por el hombre para atraer al atún. Estos dispositivos se arrojan al mar desde los buques atuneros y llevan un sistema de localización para saber siempre su ubicación. Actualmente los FADs pueden emitir señales al buque indicando si hay o no atún. De esta manera el barco puede ir a capturarlo con mayor garantía. Cada buque deja a la deriva varios FADs para así tener más posibilidades de pescar.

 

A parte de usar este tipo de dispositivos artificiales también se usan objetos de agregación naturales, ya que los bancos de túnidos se agrupan naturalmente debajo de troncos, placas de algas marinas y ramas o simplemente se capturan directamente sobre banco libre, en el que los bancos de túnidos no se encuentras asociados a ningún dispositivo flotante.

Cerco Danés

 

Consta básicamente de una red cónica en forma de bolsa y dos alas relativamente largas. Un componente importante para la eficiencia de la captura son los dos largos cabos que se extienden desde las alas, que son utilizados para cercar un área extensa. Muchas redes de cerco danés son muy similares en diseño a las redes de arrastre, sin embargo es frecuente que las alas sean más largas que las redes de arrastre.

Cerco Escocés

 

Consta básicamente de una red cónica en forma de bolsa y dos alas relativamente largas. Un componente importante para la eficiencia de la captura son los dos largos cabos que se extienden desde las alas, que son utilizados para cercar un área extensa. Como para las redes de cerco danés, es una importante ventaja mantener el cabo en estrecho contacto con el fondo tanto como sea posible durante el arrastre, por esta razón, normalmente se usan cabos pesados.

 

Muchas redes de cerco escocés son muy similares en diseño a las redes de arrastre, sin embargo es frecuente que las alas sean más largas que las redes de arrastre.

Dragas

Es un sistema de pesca activo arrastrado por una embarcación o incluso a mano que consiste en un marco de acero de sección rectangular cuya parte inferior se introduce parcialmente en la arena del fondo. Por detrás del marco se sitúa una red en forma de saco que recoge todo lo que es levantado del fondo. Es usada para capturar moluscos bivalvos principalmente que viven enterrados en la arena o fangos.

Enmalle

Este arte de pesca, utilizado en zonas costeras, consiste en una red rectangular con flotadores por arriba y plomos en su parte inferior. Los peces que no son tan pequeños como para pasar por la luz de malla, se enredan y quedan atrapados por las branquias al intentar atravesar la red.

Enmalle Trasmallo

 

Este arte, que se cala en el fondo, está formado por una red de enmalle cuya parte inferior se sustituye por una red atrasmallada, De esa manera se pueden capturar peces de fondo en la parte inferior de la red (trasmallo) y especies semi-demersales o pelágicas en la parte superior (enmalle).

Líneas y Anzuelos

La pesca con líneas y anzuelos es un término general que se usa para un rango de métodos de pesca que emplean anzuelos. Es un método de pesca muy sencillo y eficaz, para el que sólo hace falta un cabo, un lastre y un anzuelo. Las líneas pueden ser de mano y de caña. Cuando el pez pica el anzuelo, el pescador cobra la pieza tirando manualmente o de forma mecanizada.

Cacea o Curricán

 

Es un sistema de pesca que se realiza desde una embarcación en marcha que arrastra cebos o señuelos con anzuelos a diferente profundidad, dependiendo de la especie que se quiera capturar. Está dirigida a especies pelágicas medianas o grandes como el bonito o atún. Estos peces persiguen los señuelos en movimiento y se quedan enganchados cuando muerden los señuelos.

 

La característica de ir arrastrado o remolcado por una embarcación se conoce con el nombre de trabajar a la cacea, por eso muchas veces al curricán se le denomina con este nombre, cacea. La profundidad de trabajo puede regularse. Los aparejos de cacea van armados sobre cañas o tangones, de modo que puedan utilizarse varios a la vez. Las especies objetivo son principalmente atunes.

Pesca de atún con caña y cebo vivo

 

Aparejo de anzuelo para la pesca de túnidos. Las cañas-cebo vivo son aparejos formados por cañas, en cada una de las cuales va montada una línea en cuyo extremo se empata un anzuelo con cebo vivo insertado en el mismo. Primero se captura el cebo vivo con redes de cerco de pequeño tamaño y lo guardan en el vivero de los barcos, a continuación se detectan los bancos de túnidos.

 

Para atraer a los atunes, uno de los marineros empieza a echar al agua cebo vivo sin parar. Mientras, conectan una tubería o manguera agujereada que ocupa la banda del barco y que produce una cortina de agua parecida a la lluvia. Con este sistema se pretende crear la sensación de chapoteo de un banco de peces en la superficie y evitar que los bonitos y atunes, en sus saltos, vean a los pescadores.

Líneas de mano

 

Son aparejos verticales constituidos por una línea madre, de la que penden brazoladas o sedales con anzuelo, donde se coloca el cebo. Localmente reciben diversos nombres, dependiendo de su estructura y especies a las que vayan dirigidas. Dependiendo de la especie que se quiera capturar, la profundidad y los elementos de la línea de mano variarán.

 

Se pueden usar desde un barco parado o en movimiento. Debido a que la izada del arte es lenta, se han desarrollado sistemas mecanizados para permitir el manejo de más líneas por una tripulación más pequeña.

 

La pesca con anzuelo y línea es más selectiva que otros tipos de pesca en términos de especie y tamaño, y ofrece pescado de alta calidad. El método puede ser utilizado en el desove, ya que normalmente sólo pican después de la finalización del desove. Las líneas se establecen por un período relativamente corto de tiempo para que cualquiera de las especies capturadas no deseadas a menudo pueden ser devueltas vivas al mar.

Marisqueo

Desde que puso un pie en la costa por primera vez, el ser humano ha recolectado los nutritivos frutos del mar que crecen en ella. Almejas, berberechos, navajas, lapas o erizos son algunas de las especies codiciadas por los mariscadores, que recolectan manualmente o utilizan herramientas tradicionales, como rapas, raquetas, rastrillos, salabres, etc. Muy extendido en Galicia y costa atlántica andaluza que aprovechan la bajamar de la marea para poder extraerlos directamente de la arena del lecho marino.

Palangre

Arte de pesca formado por un cabo madre o principal que se extiende paralelo a la superficie del mar y que puede alcanzar, en palangres industriales, hasta los 100 kilómetros de longitud. De esta línea madre cuelgan brazoladas de cabo con anzuelos al final de los mismos. La profundidad a la que se coloque el palangre y la longitud de brazoladas y tamaño de anzuelos determinará el tipo de palangre que se está utilizado.

 

En el palangre pelágico o de superficie la línea madre sólo tiene boyas de flotación, careciendo de piedras o lastres, por ello se queda en la superficie. El aparejo puede estar a distintas profundidades pero siempre sin apoyar o tener contacto alguno con el fondo marino.

 

En general se diferencia un palangre de fondo para especies ligadas a los fondos marinos y un palangre de superficie para especies de grandes pelágicos como el pez espada o los tiburones. En los anzuelos se coloca un cebo que atrae a las capturas. Este arte de pesca, especialmente el de superficie produce una elevada captura accidental de tortugas, aves marinas y en menor medida pequeños cetáceos.

Poteras

Utilizado para la pesca de cefalópodos, calamares o jibias dependiendo de su tamaño. La potera es un conjunto de anzuelos fijados entre sí de tal manera que contiene muchas puntas capaces de “pinchar” los blandos mantos de los cefalópodos.

 

Se pueden utilizar poteras desde líneas de mano en pesca artesanal o poteras industriales en grandes pesquerías de cefalópodos donde a través de unas maquinillas sin fin, las poteras entran y salen del agua capturando los cefalópodos, especialmente pota, atraídas con focos muy potentes instalados en las cubiertas.

Trampas y nasas

Artefactos que se colocan, por lo general en el fondo marino, y que sirven para capturar diferentes tipos de peces, moluscos (pulpo) y crustáceos. Suelen ser dispositivos en forma de jaula o caja, con una boca de entrada que permite a las capturas entrar pero no salir.

 

En el interior de las trampas se coloca un cebo que atrae a las posibles capturas. Las nasas son las más conocidas y son usada especialmente para la captura de crustáceos como langostas o centollos.

Almadraba

 

Arte de trampa, de red, fijo y calado al fondo, empleado, principalmente, para la pesca de túnidos, constituido por un conjunto de redes, cables y cabos que forman una trampa que al estar situada en zonas de paso de los cardúmenes sirve para conducirlos a un recinto sin salida, desde donde se extraen. Son de dos tipos: de paso, ida o derecho, que capturan los atunes cuando entran al Mediterráneo para reproducirse, y de retorno, revés o vuelta, que los capturan cuando regresan al Atlántico.

Trasmallo

Son artes de enmalle fijos de fondo que constan de una o varias piezas, cada una de ellas formada por tres paños de red superpuestos. Los dos paños exteriores son de iguales dimensiones y del mismo tamaño de malla y diámetro del hilo.

 

El paño interior es de mallas de tamaño inferior y puede ser mayor que los paños exteriores. Se incluyen en esta categoría las redes semiatrasmalladas que están constituidas por dos paños con diferente luz de malla.

FORMAS DE PRODUCCIÓN

La acuicultura es el cultivo de organismos acuáticos, vegetales y animales, tanto en zonas costeras como del interior que implica intervenciones en el proceso de cría para aumentar la producción.

 

Es una actividad económica de producción de alimentos, materias primas de uso industrial y farmacéutico, y organismos vivos para repoblación u ornamentación. Los cultivos más habituales corresponden a organismos planctónicos (microalgas y Artemia), macroalgas, moluscos y crustáceos.

Cultivo de fondo

Tipo de cultivo extensivo de moluscos, ostras, ostiones y almejas en el cual el crecimiento se da en el fondo marino. Después de un período adecuado de crecimiento, los mariscos se cosechan mediante dragado. Este método se usa también para el cultivo de algas marinas.

Cultivo separado del fondo

Cultivo en el cual la instalación de cultivo se mantiene por encima del fondo. Estas consisten en bandejas o balsas flotantes, longlines, cuerdas suspendidas, linternas o cestas plásticas colgadas desde las balsas, caballetes intermareales y bolsas de ostras.

 

En España, se usan balsas flotantes para el cultivo de ostra, como aquellas usadas también para cultivo de mejillón. La técnica involucra la fijación manual de ostras de tamaño mediano (5 cm) a cuerdas usando cemento. Los trabajadores cuelgan las cuerdas desde las balsas y periódicamente las limpian removiendo las algas y semilla de mejillón. Más recientemente, se han colgado cestas plásticas desde las balsas. Las ostras son raleadas a medida que crecen.

Cultivo suspendido

Método de cultivo en el cual las especies (moluscos o algas) crecen sobre cabos suspendidos, u otros elementos que cuelgan de estructuras fijas o flotantes (boyas, marcos, plataformas flotantes, longlines). El agua circula entre ellos y permite a los bivalvos alimentarse y crecer.

Cultivo en balsas

 

Forma de cultivo suspendido, en el que las estructuras de cultivo (cuerdas, etc.) cuelgan de una balsa. Utiliza balsas flotantes, ancladas principalmente para cultivo costero de mariscos; se perforan orificios en conchas viejas y se las ata a cordeles que a su vez se amarran a la estructura de la balsa; después que la semilla se ha fijado en las conchas, las balsas se pueden anclar en lugares adecuados para el crecimiento.

Cultivo en cuerdas

 

Tipo de cultivo suspendido de moluscos en el cual las especies cultivadas crecen en cabos, cuerdas o alambres colgantes (de nylon o red tubular) como por ejemplo la “cuerda marsellesa” francesa.

Bateas

 

Son estructuras flotantes, con una parte superior de madera unida a unos grandes flotadores de los que cuelgan cuerdas en vertical. En las cuerdas se cultivan especies de moluscos bivalvos, generalmente mejillones u ostras. En España hay muchas en las Rías Baixas gallegas.